miércoles, 20 de enero de 2010

Bourdieu, Deleuze y Jessica Jordan

la imagen la elaboró mi compadre, Moisés Pacheco

La irresponsabilidad del Movimiento Al Socialismo de postular a Gobernadora a la modelo Jessica Jordan me recordó, por las reacciones que produjo, a la candidatura a la Presidencia de Francia del payaso Coluche en 1981, apoyada por una banda de monstruos encabezada nada menos que por Pierre Bourdieu, Michel Foucault y Gilles Deleuze.

El final de esa historia es triste y crudo, propio de un payaso. Coluche tuvo que retirarse de la carrera porque, cuando logró el 15 por ciento de apoyo en las encuestas, comenzaron a llegar amenazas a su familia. Dicen por ahí que los socialistas de Miterrand estaban decididos a evitar como fuera que un bufón les arruinara su cita con la historia. Pero antes de que la realpolitik digiera al bueno de Coluche sucedió que la culta clase política francesa del 81 reaccionó de manera similar a la boliviana de ahora. La aparición en la primera plana de Le Monde de un comediante, el mismo día en que Miterrand anunciaba su postulación, crispó al campo político francés porque era un intruso, para ellos no formaba parte de su mundo. ¿Qué pasó con la modelo?

Bourdieu recuerda que Coluche decía que era candidato a la candidatura para recordar que cualquiera podía ser candidato. Aquí, hace rato que todos los políticos (tecnócratas, demoliberales y admiradores de Vargas Llosa hijo) deberían saber que ya no son los únicos que pueden hablar de política. Y también es una obligación decir que los dirigentes de sectores sociales deberían saber que no son los únicos que pueden ocupar cargos. Porque en varios grupos masistas también cayó mal que una modelo, camba, carnavalera, mediática y glamorosa obtenga un protagónico en la Bolivia Plurinacional y Comunitaria. También se puede ser profano en el proceso de cambio.

Parto de un hecho, para los que pegan un grito al cielo mientras ponen en tela de juicio la preparación de una chica de pasarela (o un payaso, es igual): aquí ya tuvimos una década plena de tecnocracia, consultorías millonarias, Harvard, funcionarios del Banco Mundial y cosas peores. ¿Se acuerdan de políticos tipo MacLean? ¿Y cómo nos fue? Como en la guerra porque nunca fuimos ese país, no somos ni seremos orden, paz y trabajo. Somos todo menos eso. Por eso cuando Tuto Quiroga quiso venderse como el paquete mejor preparado nadie le dio la hora, ya estábamos en otra. Déjenla a la Miss postularse, que también hay espacio en la tierra para los osados.

Tengo un amigo que me aseguró que se inscribiría en Trinidad para votar por ella y otro quiere trabajar en su campaña y hacer la “gran Bordieu”. Por eso, y sin necesidad de comprometer mi apoyo o mi voto a favor de la Jordan, celebro militantemente el acto de profanación y de irresponsabilidad política perpetrado en el departamento del Beni. Yo me alegro de que la política pueda perder su drama, ficticio muchas veces, y regalarnos episodios simpáticos, tan simpáticos como ella. ¡Hasta la Victoria Secret!



Publicado como columna sindical en La Prensa http://www.laprensa.com.bo/noticias/18-01-10/noticias.php?nota=18_01_10_edit2.php Como siempre me llueve el palo en los comentarios.



Publicar un Comentario

1 comentario :

  1. pues a mi me parece sencillamente genial, me ofrezco como asesor/masajista.

    El artículo sobresaliente, cada día mejor compañero, seguimos.

    ResponderEliminar