martes, 26 de mayo de 2009

"El grupo La Torre cerró después de nuestras denuncias"

Por: Boris Miranda
http://www.laprensa.com.bo/noticias/01-05-09/01_05_09_segu3.php


“La Torre era un grupo de élite que gozaba de toda la confianza del prefecto Rubén Costas”.
“Uno de los ideólogos de la ‘departamentalización’ de las instituciones fue Juan Carlos Urenda”.


Eva Sara Landau es una activista de la autonomía departamental que actualmente reside en Miami (Estados Unidos) junto a su esposo Mauricio Iturri y sus hijos. Los cónyuges participaron activamente en la toma de entidades estatales en Santa Cruz, entre el 8 y 10 de septiembre del año pasado. En contacto telefónico con La Prensa confirmó la existencia del grupo La Torre, un bloque cercano al prefecto cruceño Rubén Costas, pero que se desarticuló después de que se denunciara su existencia. En una primera carta abierta de su esposo a la autoridad departamental se indica que este grupo “fracasó” en sus estrategias electorales, aunque se dice que el empresariado cruceño aportó a la causa autonómica con 100.000 dólares mensuales.

—¿Por qué acusa al señor Rubén Costas de ser un vendido?

—Mucha gente se ha enriquecido con una causa tan noble como es la autonomía. Denuncio la corrupción que maneja Rubén Costas en Santa Cruz. Muchas instituciones en esa región aportan a esta causa. Existía un lugar que se llama La Torre, tengo entendido que la cerraron después de las denuncias que se hicieron, porque las mismas instituciones dejaron de aportar después de la revelación de la misiva (El esposo de Landau, Mauricio Iturri, le envió una carta abierta al prefecto Costas denunciando malos manejos del grupo La Torre a los “más de 100.000 dólares que el empresariado cruceño dona a la causa autonómica”). Se le dio la confianza a Luis Orlando Justiniano y el señor, lamentablemente, lucraba de todas las instituciones que aportaban para el movimiento autonómico. Este mismo señor trabajaba con el MAS fletándole vallas publicitarias. Muchas veces no había espacios para el movimiento autonomista.

—¿Este señor Justiniano era de la entera confianza de Rubén Costas?

—Tengo entendido que es una persona de muchísima confianza del señor Costas. Por información que tengo sé que es el culpable de todas las tonteras que ha venido cometiendo Rubén. Todas las chambonadas eran por tener como asesor al señor Luis Orlando Justiniano. Errores como decir que el centralismo finalmente era autonomista, eso lo dijo Rubén Costas. Todos los vimos saliendo de una cena con Evo Morales y calificó esa cena como “amigable” y “muy respetuosa”. De eso es responsable Justiniano, que además ha lucrado con el dinero que gente particular e instituciones han aportado para el movimiento autonómico.

—¿Qué es el grupo La Torre?

—Era, porque lo cerraron después de nuestras denuncias. A la gente no le gustó lo que estaba haciendo Justiniano y le cortaron la mamadera. Se puede decir que era un grupo de élite por la amistad que tenían con Costas. Es gente de la confianza del prefecto Costas. Conocí al señor Luis Orlando Justiniano, lo conocí antes de venirme al exilio. Nos reunimos en Equipetrol, en la calle 4, donde se reunían. También estaba Jorge Sanquiz, al que incluso vi ese día. En el Gobierno del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) trabajaba como Director de Sustancias Controladas. Su esposa es la Directora de Auditoría en la Prefectura. Son las personas que yo conozco.

—Su esposo denunció que el empresariado cruceño aportaba 100.000 dólares mensuales para la causa autonómica, ¿quién y cómo se administraba el dinero que donaban ellos?

—No sé cómo se administraba. Sí sé que el hermano del señor Costas tiene una cuenta millonaria en Europa. El Prefecto viajó a Alemania con (Mario) Cossío. Ese viaje fue precisamente para firmar papeles a fin de hacer transacciones. Eso lo denunció mi esposo porque mi pueblo merece saber por qué no se consiguió el sueño autonómico.

—¿Qué pasó el año pasado, cuando tomaron las instituciones. Fue una idea de La Torre?

—La orden de la “departamentalización” de las instituciones salió de la Prefectura. Esa institución prohíbe a sus funcionarios asistir a manifestaciones con la camisa de uniforme, pero durante la “departamentalización” se vio a mucha gente uniformada, pero la idea salió de la Prefectura. Luego se declaró eso como un “golpe cívico-prefectural” y luego de que Rubén Costas se reúne con Evo se lo nombró “golpe cívico” nada más. El Prefecto fue a cambiar su libertad entregando la de los demás. Ningún funcionario de la Prefectura fue apresado, solamente agarran a los activistas y a los cívicos.

—¿Quiénes más fueron los ideólogos de la toma de instituciones?

Uno de los ideólogos de la “departamentalización” fue el señor Juan Carlos Urenda y luego salió diciendo que gracias a la toma de instituciones se había perdido la autonomía. No es justo que una persona que fue parte de la planificación luego haga responsable a la juventud que salió a las calles de la pérdida de la autonomía. No estuve en esa reunión, pero sé que estuvo el doctor Urenda como uno de los ideólogos.

—¿Cuál era el siguiente paso después de las tomas?

—Nos llaman a una reunión en el Comité pro Santa Cruz, que era un lugar neutro. El señor Branko Marinkovic no presidió esa reunión, la Prefectura eligió ese lugar para reunirse con los activistas. Ahí estaba Cayo Flores, estaba la señora Mérida Torre, el señor “Chiqui” Martínez, estaban los presidentes de las barras de Oriente Petrolero y Blooming, el Colegio de Médicos, un grupo de la Caja Petrolera, había bastante gente representativa, que está en la lucha. Al frente nuestro estaba el señor Carlos Dabdoub, Vladimir Peña y el señor “Ñeco” Aguilera. Hicimos un pacto, pero lamentablemente tuvimos maricones al frente. Ahí se acordó que se iba a hacer auditoría de las instituciones que habían sido “departamentalizadas”. También poner directorios en las instituciones con la gente más capacitada. El sueño era muy hermoso, incluso el directorio de la Caja Petrolera ya estaba conformado por la necesidad de un hospital. El señor Roly Aguilera iba a hacer las auditorías esa misma tarde. Sin embargo, al otro día las devuelven con pretextos, fue todo negociado.

—¿Hasta dónde llegaba este pacto? ¿Se habló de independencia?

—No, siempre se habló de autonomía y sólo faltaba un poco.

—¿El movimiento autonómico llegó a contratar al señor Eduardo Rózsa Flores?

—Nunca lo conocí, no sé nada. Me da mucha pena la manera en que murió, pero jamás lo había visto. Sí reconocí a Juan Carlos Gueder Bruno, creo que era simpatizante de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC).

A mi esposo lo quisieron vincular con una foto pero eso fue un ridículo del Ministro del Facebook.

—¿Cuál es el estado del movimiento autonomista ?

—Creo que la esperanza de la autonomía permanece viva. Santa Cruz está lista para la autonomía departamental que votamos. Vamos a seguir, ni Evo ni Costas van a lograr que nos callemos.


Publicar un Comentario

2 comentarios :

  1. Eva Sara...simpática la mujer que no ha presentado UNA SOLA PRUEBA de sus denuncias desde su "autoexilio" en Miami.
    Junto con Mauricio huyeron a EE.UU. porque la fiscalía iba a encausarlos por los actos vandálicos (sí y siempre lo he reconocido) de septiembre del año pasado.
    Sólo fíjense en una de sus respuestas:
    "Tengo entendido que es una persona de muchísima confianza del señor Costas..." "Tengo entendido"? Eso es lo mismo que "dicen que dijo". Eso lo dice todo.

    ResponderEliminar
  2. [url=http://directlenderloansonlinedirectly.com/#bnqox]direct lender payday loans[/url] - direct lender payday loans , http://directlenderloansonlinedirectly.com/#rltrf direct lender payday loans

    ResponderEliminar