domingo, 27 de julio de 2008

Los procesos no tendrán pausa

Sobre los resultados de la encuesta elaborada por el Grupo Líder y que se publico en el suplemento Usted Decide el anterior lunes. ¿Estoy loco por comentar sobre encuestas en este país verdad? Bueno sí, pero también hay que atribuirles su grado de locura a los amigos de El Deber por invitarme a escribir. ¡Y cómo analista político!

A la salida del revocatorio nos encontraremos con cifras, con veredictos, con una expresión más o menos acabada de nuestras voluntades ciudadanas. Digo más o menos porque los revocatorios son así, fatales, decides entre dejar vivir o dejar morir, Sí o No, no hay más vueltas en la papeleta.

Lo primero que me sugieren estos resultados es que no existe un mismo sentir entre los departamentos de la media luna respecto a sus prefectos, el No va del 22 al 51 por ciento. Existe una diferencia importante con las consultas autonómicas, donde las voces por el Sí expresaban una voluntad incuestionable. Por eso entiendo que, a los procesos autonómicos los soporta la gente, no pueden a revertirse por la salida de alguno de los prefectos promotores de las consultas. Al igual que no creo que, un eventual veredicto negativo a Evo signifique que volvamos a los días de la privatización y la subasta tranquilamente.

La segunda herramienta/pregunta refuerza lo anterior. Ahí se torna más evidente de que las similitudes departamentales en las urnas se relativizan tornando el 10 de agosto más peligroso para unos que para otros. En algunos casos los equilibrios son muy delicados y no dan para jugar a la retórica de la autonomía soy yo o yo soy el defensor de la democracia. Van dos años, seis meses y un día desde la posesión de Evo y los prefectos. Es la mitad más uno de la gestión total y eso es lo que precisamente diferencia a los prefectos de la media luna, su gestión administrativa y política. No son días de voto consigna, son días de evaluación de gestión donde, tal vez a estas alturas, la última palabra ya esté dicha en algunos departamentos, en otros casos la mano se jugará en la campaña política. Así veo este camino en el que todos andamos necesariamente para renovar la confianza por nuestros representantes.

4 comentarios :

  1. lo importante será la libre decisión y las claras voluntades del pueblo!!
    ...porque la confianza es imporante y porque necesitamos seguir caminando...
    un abrazo hacia tus ventarrones y fuerza con lo de El Deber ;) lo estaré siguiendo sr. analista!
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Ivan:
    al final, la gente votara a favor o en contra de Evo, asi de sencillo... la gestion nadie la evalua, sino no seriamos Bolivia.

    Despues del circo electoral seguiremos teniendo los mismos problemas... pan de mismo precio pero de menor peso, desabastecimiento de GLP, inflacion galopante... has ido por un mercado popular y ver que el huevo mas barato esta en 50 ctvs.

    Talvez los revolucionarios de propaganda esten bien... pero el resto de la poblacion esta mal.

    saludos desde El Alto.

    ResponderEliminar
  3. !Ay, patria mía! (así comento el post anterior también, pues)

    Con razón al Deber le va como le va, jé! aunque parece que los incautos ahora son otros jeje.

    Compañero: lo único fuera de toda discusión (especialmente toda personalización liderista/caudillista) es que alguno de los dos procesos, hasta ahora paralelos, tiene freno. Debemos ir con ellos, con ambos, no hay otra, no hay más fórmula, este escenario no es salvado ni por la máxima astucia política, aunque sigan intentando de ambos lados.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. ninoska: Compañerita si usté me sigue como analista vamos a terminar más desubicados que submarino en el desierto.
    Pero sì, SÌ, ¿se entiende no? seguiremos caminando.
    abrazos

    ronald (tu empezaste con eso de usar nombres suplentes): ¿Qué? No entiendo. ¿No evaluamos? ¿Entonces qué es lo qué hacemos estimado? ¿En otros países se sientan con los informes de gestión para evaluar? Nosotros como colegio electoral universal realizamos una excelente labor creo yo. Porque remando vamos al frente pese a toda la desinformación y malaleche con la que nos bombardean. Si nos remitiéramos a los papeles legítimos occidentalmente ese plomazo de Tuto Quiroga las tenía todas a su favor el 2005.
    Yo defiendo a muerte los compromisos militantes, las adscripciones que están más allá de lo racional. Sí vos quieres ser un crítico que antepone una pretendida objetividad (así leo yo la transfomración de tus posiciones)a compromisos más pasionales está muy bien pero no por eso puedes desautorizar o desvalorizar a una población que sabe creer y que no necesariamente vota con el estómago.

    verito: ¿Qué poco suena a mi este textito verdad? Bah, ahora nada suena a mi por ese periodismo de editor en el que me encuentro actualmente. Te juro que ahora extraño escribir un texto así tan poco picante como este que hice para El Deber. El blog se valoriza cuando uno ejerce el periodismo.
    Los procesos ahora son paralelos, hay que buscar que sean complementarios.
    abrazos

    ResponderEliminar