lunes, 16 de junio de 2008

No voy más

Son unos muertos, parecen de otro planeta (sic). Lo de hoy llega a la falta total de cariño al juego más lindo del mundo. Que noche mamita, ¡que noche! Seguro la pasaba mejor encerrado todo el fin de semana con las obras completas de Talcott Parsons. Son más inoperantes que vietnamita en fiesta de latinos. Menos efectivos que cerveza Budweiser. Bah.

tenía tantas ganas de celebrar, de compartir alegrías

Algunos se salvan claro, pero a otros habría que decirles que llegó la hora de volver a las aulas. Se salvan ese atrevido del chico Campos, Gatty, Raldes, Martins, Abdón Reyes, Lito(!), pare de contar. Es decir, de los 14 que jugaron hoy 8 estuvieron firmes solamente cuando cantaron el himno, luego a dormir. Estaban en otra parte, porque en la cancha eran un monumento a la distracción. Se entienden menos que socialdemócrata con anarcobolchevique.

Yo no voy más, ni me llamen. Me borro del Siles cuando juegue la verde hasta nuevo aviso, contra Paraguay no voy ni a palos. Lo de hoy fue una pinturita del infierno, igual que hace cuatro años contra el mismo rival. La anterior vez fue la lluvia y el frío, esta vez fue soportar a la barra de los rojos prácticamente a mi lado. En barras nos ganaron todas, creatividad, pulmones, aguante y, obvio, resultado. Mi victoria personal, les bajé un trapo larguísimo de la segunda bandeja. Luego me cantaron vamos a la playa aunque eso no me duele ni un poquito, las playas chilenas son un asco. Es triste nuestra realidad futbolera, menos tenemos y menos queremos. Pronto nos vamos a olvidar de cantar en la cancha, sólo silbamos.

En juego era desolador, les ganaron todas, altura las pelotas. Raldes parecía líbero porque ese desconocido de Luis Gutiérrez se borró y no paraba una. Hoyos no llegaba ni a estorbo, el segundo gol es 100% su culpa. El aporte de Arce fue confundir en cada jugada al pobre de Martins, nuestro crack condenado a jugar con estos pechofríos. Se ve que pelota parada no practicaron un carajo, dos goles de balón parado y todas las que tuvimos Limberg las dilapidó. Lorgio más perdido que tanguero bailando vallenato experimentando en un puesto por un capricho táctico. La táctica si no la aplicas bien, si no lees a tus jugadores es eso, un capricho, una boludez. Y ahora mismo lo estoy escuchando al DT en la tele, Sánchez con el mismo verso que usa prácticamente desde que empezó; que dominaron, que jugaron bien, que faltó suerte. ¡Deja de romper los huevos! Si metes a un descriteriado completo como Hoyos y subes a Lorgio al medio mandando a Gatty al banco y acabas con cuatro puntas disfuncionales adelante le estás faltando el respeto hasta a la ahora diosa táctica que tanto pregonas. Bielsa es un tacticista (lo de hoy fue una clase magistral), Basile es conceptualista y ya te bailaron los dos. Vos eres un oportunista que tranzó con la dirigencia el cargo sin tener el mínimo mérito. Con Sánchez en el banco vamos al muere.

esta tropa de vagos le ponía más corazón

No alcanza con la tozudez, yo soy militante irracional de la selección pero no doy más. Me mataron esos muertos, en la cancha yo me fundiría a los diez minutos pero el espíritu no se achicaría un milímetro. En la grada me quedé sin voz, era un manojo de nervios al punto que perdí casi la movilidad de las manos. Pero como dije más arriba, menos tenemos menos queremos (vid. Luna de Avellaneda), ese es el desastre. Estoy seguro que volveré más temprano que tarde pero por un tiempo considerable se quedaron sin un hincha, puedo ser el peor de todos pero soy uno igual.

2 comentarios :

  1. Jujuuuuuuuuu esto debería leerlo Sanchéz. Yo dejaba mi país con lágrimas al rato que empezaba el partido. Llegué recuperada, fortalecida a mi país-dormitorio, mi querido Chile, el taxista pusó la radio y gol, se sentía en toda la calle el gol. Volví a querer llorar, cuando el tipo dijo la típica ¿usted no es de acá, no? Me quedé mutis y le dije: mejor no pregunte y se rió…triste…triste tarde. Acá, imaginarás, los dos goles de Chile me alcanzaron para toda la semana, creo que si alguien debe sentirse mal soy yo jaja, al día siguiente ustedes podían hablar de la desaceleración de la economía o de la pugna política regional, yo no, me banqué los dos goles (desayuno, almuerzo y cena) hasta hoy, que decidí ya no salir más a la calle jaja.

    ResponderEliminar
  2. VeroV: A mi me tocó vivir en Chile una victoria de la sub-20, la rojita como le dicen, y celebraban que daba calambre. No quiero ni imaginarme como son esos desequilibrados cuando juega la selección mayor. Debe haber sido una semanita complicada, con esas muestras de aguante uno se gana el paraiso, jajajaja.
    Un abrazo querida.

    ResponderEliminar