lunes, 12 de mayo de 2008

Consideraciones Constituyentes

No estoy de acuerdo con que el vértigo de nuestra situación política condicione al extremo nuestros debates y por eso he decidido rescatar este texto. El tema vital ahora es, para mi, el proceso constituyente. Necesitamos imprimirle nuevas señales más saludables, revitalizarlo, impregnarlo de nuestra participación. Por eso este texto, no es fresco pero empiezo a pensar que tal vez esa sea una virtud justamente porque no está atropellado por las desaveniencias coyunturales de la política de estos años. Esta es parte del prólogo que escribi el 2006 para el libro "Estado y Ciudadanía en Bolivia", escrito por.... mi viejo, jé. ¿Qué esperabas? Carlos Mesa no me va a invitar a prologar su libro.

Siento que lo que viene de aquí en adelante es una composición propia de los tiempos que corren. Creo que no se podría presentar una articulación de materiales como esta bajo otro contexto. Esto obviamente porque la obra está completamente impregnada por los aires de este tiempo. Esta es la naturaleza del trabajo siguiente, la que encuentro al hacer este prólogo. El problema es que muchas veces confundimos a la multiplicidad con la división o con la incongruencia. Precisamente por esa naturaleza es que corremos ese riesgo.


eligieron la tapa de abajo, a mi me gustaba más la que hice yo

Qué camino debemos tomar para entender este tiempo. Un análisis corporativo-institucional del presente o una reconstrucción histórica. El esfuerzo no debe ser unidireccional porque ni el presente ni la historia lo son. Y es en este momento donde debemos tener esto más en cuenta. Notemos para empezar que el momento presente puede constituir el como van a ser las cosas por mucho tiempo, pero también es un momento atrapado por momentos previos que lo constituyeron.

Empezamos explicando la idea de que este es un momento atrapado por otros predecesores. La energía creadora que se desenvuelve va a encontrar sus limitaciones en lo jurídico(1) , pero más importante, va a encontrarse como una presa del pasado, inclusive del pasado por el que reniega y existe. Esta energía, que no es sino Poder Constituyente, viene condicionada por limitaciones materiales e ideológicas que se han forjado con los siglos. Son estas limitaciones, digamos extrajurídicas, las que interesan más, principalmente las ideológicas.


Es cierto, una de las características del momento es la disponibilidad histórica, el vaciamiento ideológico. Existe más “fluidez” en este momento pero eso de ninguna manera nos lleva a un estado
de plena autonomía. El Poder Constituyente en su momento de despliegue viene cargado de los valores emanados por un orden normativo anterior. La ideología predominante, inclusive la que se puede pretender derribar, sigue presente mientras actúa el poder creador. Podríamos decir que estamos, como titulares del Poder Constituyente, condicionados por el estado hegemónico presente. Los conocimientos vigentes de la sociedad, incluyendo los de sí misma, delimitan el proceso creador.

Ahora, el Poder Constituyente tiene una naturaleza dinámica., Podríamos decir que este es una continuación lógica del movimiento social. Pero de ninguna manera va a desplegarse únicamente por aquellos conceptos clásicos de revolución. Las experiencias autogestionarias, que manejan códigos y tiempos autónomos surgen como una alternativa a las lógicas propias de confrontaciones anteriores. Es decir, el movimiento social, convertido en comunidad soberana, es el titular de este poder y le otorga dirección.


Esta dirección, es importante anotar, no es sinónimo de contenido. El momento que se vive es de permanente confrontación entre visiones entre los que vayan a ejercer este poder. Y aquí es el escenario donde van a jugar todos los elementos anteriormente expuestos. También por todo lo anteriormente expuesto es que se han incluido los materiales que vienen a continuación. Porque este trabajo se inscribe como parte del momento histórico que se vive, es parte de la fuerza creadora que nos envuelve. Forma parte del debate, al igual que todas las fuerzas en movimiento. Fuerzas creadoras y, también, conservadoras. Una confrontación, por cambiar un orden predominante, fundamentada por la expresión colectiva, el Poder Constituyente no requiere apoyo de una norma positiva anterior. Una confrontación que va a chocar con “límites” impuestos por el mismo orden que se quiere derribar. Límites procesales expresados en las leyes de convocatoria y por la misma constitución pero más importante; limitaciones ideológicas dadas por un estado hegemónico adverso. Por eso no son más preparados los que más fácil aceptan y se dejan atropellar por la realidad. Por eso Zavaleta decía que conocerse es ya casi vencer.

Boris Miranda, agosto del 2006.


(1) Las limitaciones jurídicas son las procesales y de contenido

1 comentario :

  1. A advance loan loan has recently gained popularity for the a huge
    selection of a huge number of United States citizens who
    have fixed credit and demand a quick loan payday loans cash advance payday loans provides monetary assistance instantly
    to ensure you can easily fulfill the various demands.

    ResponderEliminar