lunes, 31 de marzo de 2008

Legalidad Ilegítima

3 opiniones
(....)
Oscar Vega: ¿Qué sucede en el tránsito de la legitimidad a la legalidad que, por ejemplo, hoy conmociona a Bolivia?

Enrique Dussel: El debate de la legitimidad no sólo se desarrolla en Bolivia, es parte de los procesos de toda Latinoamérica, porque se ha pasado de la legitimidad vigente de un Estado de derecho criollo cuasi liberal. Hay una toma de conciencia de los pueblos que se han dado cuenta de que han sido excluidos. Hay que tomar en cuenta la diferencia entre la legalidad del Estado de derecho inexistente, es decir han declarado a la legalidad ilegítima. En el fondo lo que piden es una nueva legitimidad. Por eso lo que hay ahora es la crítica desde la legitimidad popular que pone en cuestión a la legitimidad vigente. Se han dado cuenta de que es necesaria una nueva Constitución, un nuevo sistema de legalidad que se apoye en la legitimidad y que vaya a traer un Estado de derecho que nunca hubo, para Bolivia es la revolución democrática cultural.
Extraido de, CAFÉ PARA DOS: Enrique Dussel "Los pueblos han declarado a la legalidad ilegítima", en El Semanario periódico gratuito nacional, Nº 11, 23 de marzo del 2008, p. 9. La Paz, Bolivia

La legitimidad tiene dimensiones que van más allá de las relativas al Estado de derecho, competencias regionales o capacidad económica. Digamos que pasa por una cuestión más corporal. A partir de ahí propongo un ejercicio, con honestidad, saliendo de las críticas unilaterales que ahuyentan el reconocimiento mutuo.

¿En qué procesos reconocemos legitimidad? ¿En qué puntos se unifican voluntades dispuestas a participar? Yo siento que pasa mucho por las voluntades esto. Por el desenvolvimiento de esa legitimidad popular de la que habla Dussel, que busca desarticular a la otra más excluyente. El problema es que juegan otros elementos que distorsionan estos procesos, que amenazan estos procesos. La fatídica fecha del 4 de mayo por ejemplo. Para mi es un golpe a las autonomías, un golpe del statu quo. ¿O no?

miércoles, 26 de marzo de 2008

Aclamaciones

3 opiniones
Obviamente preferiría hablar de las aclamaciones a Diego Armando de hace un par de semanas pero no hay caso. Y ojo que el Diez corrió en el Siles para que todos los Blatter del mundo lo vean eh. Qué clase de regalo le dejó a nuestras memorias y a la dignidad de los futbolistas. Pero como ni con eso nos basta ahora me toca regalarle esta columna a otra clase de aclamaciones, mucho menos espontáneas, mucho más abusivas.

cuidado eh, que podemos acabar mal

La verdad es que a estas alturas ya me provoca desconfianza hasta elegir al ganador de un concurso de disfraces a través del aplauso. ¿Qué tal si todos los piratas ya acordaron elegir a la japonesa? Se consuma la jugada y los demás fuimos, la niña cobra su premio, que no quepa la menor duda y que viva la democracia. De repente salen con que Sabina 2008 es una realidad irreversible y que siga el desfile de máscaras. Siquiera fuera el Sabina más famoso pero no, otro es el cantar. Un disfraz es una mentira –en el mejor de los casos un maquillaje –y en tales condiciones solo puede ganar un(a) oportunista. ¿No fue así en Sucre? Y en el frente solamente se les ocurre responder de la misma manera en Tarabuco. Sirvió solamente para poner en evidencia de que los interinstitucionales todavía piensan en ciudadanías diferenciadas.

Y por seguir en este plan es que el 4 de mayo se puede desatar una catástrofe monumental. A punta de cabildazo llegaron a decir “todos los consejeros departamentales han sido de una u otra manera elegidos democráticamente”. ¡Qué es eso! Y ahora resulta que los referéndums son legales y legítimos cuando no tienen el mínimo sustento legal como proceso y tampoco tendrían ninguna competencia ejecutiva al no tener marco constitucional. Entonces por dónde se hace la autonomía, al andar como dicen, atropellando y avasallando por mandato del soberano. Se avecina un terremoto, lamentablemente por una causa justa. Se han manejado abusivamente a las concentraciones populares y por eso ahora estamos ante apuro tan peligroso. Y en La Paz no están libres de culpa, por no haber leído correctamente el mapa de sensibilidades regionales.

Estoy convencido de que no es a través de concentraciones digitadas por donde deben fluir las necesidades de la gente. Estoy convencido también de que esas concentraciones son testimonio real de que esas necesidades existen y laten con fuerza. Ahí esta la irresponsabilidad, ahí está el manoseo, ahí está la trampa. Siglos de acumulación práctica de resistencia subalterna distorsionados hasta lo grotesco. No podíamos esperar menos siendo grupos conservadores los que han sacado ventaja de todo esto. Y el ejemplo se difunde, aclamación tras aclamación sobre las banderas del resentimiento. Tragedia que tenemos que saber como frenar.

jueves, 20 de marzo de 2008

Armando a Maradona

9 opiniones
Sigo siendo incapaz de juzgarlo con la misma vara con la
que juzgo al resto de los seres humanos. Y ojo que no sólo no es un pobre muchacho saturado de virtudes. Tiene muchos defectos. Tiene tal vez tantos defectos como quien escribe estas líneas, o como el que más. Para el caso es lo mismo. Pese a todo, señores, sigo sintiéndome incapaz de juzgarlo. Mi juicio crítico se detiene ante él, y lo dispensa.

Eduardo Sacheri – Me van a tener que disculpar

tengo que conseguir la edición impresa de este periódico

El lunes tocó madrugar pero valía la pena, definitivamente no era una clásica mañana de abrumadora lunpereza. El entusiasmo era irrevocable, irrevocable pese a que nos esperaba una mañana plagada de complicaciones, sol en la cara y los clásicos imprevistos de última hora. Nuestro Hernando Siles a las ocho de la mañana era una imagen distinta para mí, lo veía tan presto, tan expectante, como si supiera que lo que se viene es una jornada para recordar. Ingresamos por la puerta seis, la única por la que me faltaba pasar, directo a la pista atlética donde comenzó la planificación de un evento que finalizaría doce horas después.

Mañanita complicada nos tocó. Apareció la Repsol YPF jugando a ser la dueña plenipotenciaria del espectáculo y eso modificó todos los cálculos y previsiones. Ellos andaban de la mano con los de Fox Sports y por eso colocaron publicidad hasta en el mástil donde usualmente está la bandera de la FIFA, de mal en peor el pobre palo. Entonces tocó reacomodar a las otras empresas que también reclamaban por espacios supuestamente ya convenidos. Un escándalo monumental, la Aerosur se instaló un día antes detrás de los arcos, según el gaucho de la Repsol ese lugar era de ellos, luego apareció el Radisson con el mismo cuento y el Banco Bisa que decía que negociaron directamente con la gente en Argentina. También apareció un funcionario de Yacimientos, de los nuestros, que fue el primero en tratarnos amistosamente. Sin prepotearnos nos consultó por un espacio donde colocar su globo que tenía la forma de un foco. Con todos los demás la negociación era un parto por unos cuantos centímetros y para rematar apenas te descuidabas la Repsol ya había copado un nuevo espacio.

La mañana transcurrió entre esos correteos pero fue realmente al mediodía cuando comenzó el drama para todos nosotros. Luego de haber lidiado con las empresas estábamos esperando las vallas para instalar los anuncios y como tardaban decidimos notear un poco. Dimos la peor imagen en un segundo. Cuando llegó una funcionaria del viceministerio lo vio al Rubén (que estaba acreditado como prensa solamente) comiendo salteñas plácidamente con el Paz y con la Rosa a la sombra de un globo mientras el Leo y yo entrevistamos a Walter Queijeiro de la Fox Sports. Al mismo tiempo llegaron las vallas y obvio, los chicos que llegaron primero y que laburaron toda la mañana quedaron como los peores figurones del mundo. Por ella nos sacaba ese momento pero todos eran concientes de que en ese momento nos necesitaban en serio. Y no tardamos más de diez minutos en ganarnos otro enemigo, unos genios nosotros. Pusieron rostros de Pepelucho Paredes hasta en el escenario los de la prefectura y nos instruyeron sacarlos, Al primer intento apareció un viejo cruzando la cancha estilo Roberto Carlos, la funcionaria nos quería sacar nada más, este tipo nos mandaba presos si podía. Argumentaba que el escenario era de ellos, que cuando la prefectura sea del Evo podíamos hacer lo que quisiéramos pero que hoy por hoy el Siles es del Pepelucho, un tipo de lo peor. Todo el resto de la jornada cuando nos veía nos señalaba con el dedo y mandaba a todo el mundo a que nos saque. Obviamente no pudo, estaba más desubicado que el Tano Fontana jugando de nueve.

La que si nos podía sacar argumentando que ya habíamos cumplido con nuestras funciones era esa funcionaria que identificábamos a kilómetros por su gorra blanca. A esas alturas, onda dos de la tarde, nosotros rebuscábamos cualquier cosa que hacer para evitar la tarjeta roja. El Rubén ya había sido vilmente expulsado por tener credencial de prensa, las nuestras indicaban textualmente “acceso irrestricto a todos los espacios”. El globito de Yacimientos fue nuestra tabla de salvación, mientras lo sujetábamos el Leo hacía lo posible para que nos vieran laburar. El Paz entretanto decía, mierda a este globo no lo inflan desde la capitalización. Lo bueno de ese globo en forma de foco era que servía como el escondite perfecto cuando la policía peinaba el terreno sacando a los que no tenían parte en el evento. Y luego el horror, nuestro escondite se comenzaba a desinflar velozmente, alguien nos había robado la conexión eléctrica. Esos de Viva pensaban que porque tienen un hummer podían disponer de todo, había que defender la soberanía. Dos empalmes y listo, los dos globos a todo pulmón y nosotros a salvo. Ya no faltaba nada, estaban por ingresar los equipos mientras nosotros le declarábamos nuestro amor incondicional al globo de Yacimientos.

Comenzó el partido y nosotros sentados con los suplentes de Bolivia mientras la de la gorra blanca se perdía el show por controlar la puerta, se lo merece, ni siquiera le debe gustar el fútbol. Golazo de Evo, ¡qué amague! Evo dejo sentado al arquero y Diego Armando, más celoso que Tuto Quiroga, ingresó como en el gol que le hizo a los Belgas en México y la clavó al lado del palo. Gambetita Latorre demostrando que el talento no se pierde. El Diablo, celoso también, queriendo gambetear a todos el morfón. Melgar y el capitán Borja unos genios. Y Diego, corriendo para que todos los Blatter del mundo lo vean, intacto en La Paz. ¡Qué gusto que nos estaba regalando con su juego! Olé, Olé, Olé, Olé, Diegooo, Diegoooo. Cuando se retiró nos avivamos porque toda la prensa andaba en la cancha y nosotros nos fuimos a los camarines. Yo iba con un marcador y mi querida polera de Boca Centenario en la mano, no me la pongo más, ahora la pobre está atrapada en un marco en la pared de mi cuarto. ¿Foto? La Rosa andaba perdida queriendo fotear a un actor creo y perdí mi oportunidad.

Luego nos fuimos a comer unas hamburguesas molidos como pocos días con los muchachos. En un instante giro y zas, la bruja de la gorra blanca en la mesa del lado, ni nos saludó cuando salíamos. Se ve que la pasó mal, nosotros en cambio plenos, muertos pero encantados por haber participado. Al final de cuentas toda esta historia fue por una cuestión solidaria y la solidaridad es una satisfacción mayor. Cerré mi jornada en la noche literaria del EtnoCafé medio soñando y, como dijo la VeroVero, con una cara de miedo pero con una alegría que amerita este testimonio. Mi recuerdo particular del día que vi por primera vez al zurdo más respondón. Este fue mi recuerdo de un día Armando a Maradona.



Me van a tener que Disculpar - Eduardo Sacheri (Relatado por Alejandro Apo)
Me va a tener que ...

viernes, 14 de marzo de 2008

YO NO ESTOY DEPURADO

9 opiniones






























¿En serio? Obvio, porque el domingo 2 de julio del 2006 fui a mi recinto electoral mientras mi mesa se encontraba abierta, ABIERTA. Cuando llegué a dicha mesa expendí mi documento y luego firmé en la Lista índice de habilitados que es el documento electoral que certifica ante la Corte Electoral que realicé mi voto. Después de depositar mi papeleta en el ánfora adecuada me extendieron mi Certificado de Sufragio correctamente firmado y sellado que certifica ante la sociedad que participé del Proceso Electoral efectuado el 2006.

¿Y vos? Si votaste no creo que exista alguna clase de drama. La Depuración Electoral, es un procedimiento informático por el cual se eliminan los nombres de ciudadanos del padrón electoral por datos imprecisos o errados, duplicidad de inscripción, cambio de domicilio o ausencia de participación en el proceso electoral. La depuración en el padrón electoral ocurre después de finalizado el proceso electoral utilizando las Listas Índice de las mesas electorales que es el registro de los votos emitidos por los ciudadanos el día de la elección. SI NO VOTASTE EN LA ANTERIOR ELECCIÓN DE CONSTITUYENTES NO HAY POR DONDE PERDERSE, ESTÁS DEPURADO.

¿Tienes certificado de sufragio? Desgraciadamente te diré que ese documento no certifica absolutamente nada, te sirve en diversos trámites y ya. Cualquiera que se da una vuelta por los recintos electorales entre las cinco y media y las siete puede comprobar la avalancha que se genera en las mesas por conseguir los dichosos certificados. Te lo firmo, existen ciudadanos que sistemáticamente acuden a los recintos una vez cerradas las mesas a solicitar los certificados y de esa manera evitan filas y no corren el riesgo de ser escogidos como jurados electorales en un siguiente proceso electoral. Todos somos culpables en esto, funcionarios electorales y ciudadanos, el manejo que le damos al Certificado de Sufragio como documento es bastante dudoso.

¿Sigues saliendo depurado? La verdad de bases de datos complejas y sistemas algorítmicos no se mucho así que no puedo dar una respuesta cabal. Sin embargo te comento lo que le pasó al Leo. En la página de consultas al Padrón Electoral habilitada por la Corte apareció como depurado un par de veces y el juraba que había votado el 2006. Probamos con mis datos y todo andaba bien, luego en el tercer intento aparecieron todos los datos de mi amigo correctamente. Los sistemas informáticos de alta complejidad pueden presentar alguna falla temporal por un error durante la transmisión de datos. Consulta varias veces antes de entregarte a la histeria. Además en esto hay que tener especial cuidado, tienes que precisar correctamente el documento con el que te inscribiste, si lo pones mal aparecerás como depurado, como lo hicieron últimamente malintencionados actores políticos que sobreviven gracias a la desinformación que siembran. Aprovecho para comentarte que no existe ningún caso de depuración de los varios que se publicitaron en los medios que haya sido comprobado. Por otra parte es bueno comentarte que ahora la web de la Corte Electoral ha incluido diversos métodos para efectuar las consultas al Padrón Electoral.

¿Viste? Tenemos que tener un particular cuidado porque en estos días tan vertiginosos la desinformación se socializa velozmente. Cualquier duda adicional no dudes en consultar para no caer en la trampa de la desinformación, para eso estamos los amigos. Ahora yo te pido un favor, reenvía este mensaje a tus amigos, para que podamos ejercer nuestra participación ciudadana informados adecuadamente. Si fuiste de los que mandó el famoso correo alertando sobre las depuraciones te lo pido doblemente. Apelo a la misma honestidad con la que reenviaste el anterior correo alertando a la ciudadanía para que hagas lo mismo con este. Un abrazo

Boris Miranda

martes, 11 de marzo de 2008

Contra el desencanto político

4 opiniones
¿Estamos en el horno? No creo pero casi, porque elementos no faltan ¿Usted vio? No faltan los inteligentes que quieren terminar de reventarlo todo pensando que así se van a librar de todo este cuento. Esos que inventan depuraciones, que creen ver paramilitares, los apologistas de la inflación, los que quieren vender su estampa de mártires, en fin, los que viven gracias al miedo y al olvido. Yo me los encuentro todo el tiempo, que mala suerte tengo. Y ahora, tristemente, he comenzado a encontrarme con otrora entusiastas atropellados por las circunstancias. Estar decepcionado, por no decir arrepentido, parece estar de moda. ¿Ahora defendemos una democracia en la que siempre ganan las élites? ¿Hasta ahí nomás llegan nuestras comuniones? Los errores del gobierno pueden ser todo lo que quieran, eso no puede determinar de ninguna manera que nosotros renunciemos a nuestras convicciones más vitales.

Temo mucho que la intensidad de los últimos acontecimientos ha condicionado sobremanera nuestro creer y entender. Por eso siento que vemos esta oleada de decepcionados. ¡Por supuesto que es difícil jugarse en un proceso donde todo se da tan vertiginosamente! También, si en la escuelita te mandan a creer que la democracia es un proceso formal donde vas a votar con la misma papeleta con la que votan los perdedores de todo por los ganadores de siempre. Entonces claro, uno se asusta cuando ve los excesos actuales, mira la tele y se escandaliza, y luego todos acabamos clamando pasado. Y vuelan gritos al cielo además, por unas cuantas filas, escasez, UDP, ¡UDP!, ¡qué tenemos en la cabeza! No podemos regalarnos al jueguito del fatalismo tan fácilmente. Pero claro, con la escasez más cotidiana, más íntima y devastadora no nos metemos, a esa la toleramos porque no nos toca. En esa no hay filas porque todos saben que el mercado no te regala ni diez centavos por hacer filas. Es difícil, es difícil seguir creyendo cuando te llegan señales devastadoras de todos los frentes, pero toca seguir, toca participar. Insisto, se llegó hasta acá por necesidades que van más allá de legalidades, períodos gubernamentales o representantes.

Toca participar por eso justamente, del proceso de cambio deviene Evo y su equipo, no al revés. Nuestro pacto faculta a nuestros representantes sin embargo de ninguna manera nos priva de participar del juego. No podemos resignar la esperanza y trayectoria de casi veinte años al actuar de un gobierno que es sólo eso, un gobierno, con todos sus defectos y virtudes. No puede fallarnos la memoria de casi veinte años de esfuerzos por algo muy concreto, lograr reconocernos todos en el acuerdo máximo que puede lograr un país. Resignando tanta historia al gobierno entiendo perfectamente la multiplicación de arrepentidos. Si lo único que logramos reconocer entre nosotros es nuestra plena mediatización por el campo político los desencantos no van a parar. Y el massmedia está haciendo todos los esfuerzos para que eso pase.

river, decepción tras decepción

Es difícil creer y seguir ante tanto vértigo, si. Luchamos contra nosotros mismos en este proceso, también. Tenemos un complejo que se alimenta de sembrar desinformación, miedo y olvido, no podía ser de otra manera. El sistema político, más allá de los protagonistas, se exhibe terriblemente excluyente en términos de participación, desgraciadamente si. Y es por esos elementos y muy a pesar de los mismos que las voces ciudadanas adquieren valor. Contra el desencanto político es imprescindible la participación ciudadana. ¿Quién dijo que todo está perdido? Nada que ver.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Salir al frente

6 opiniones
El ejercicio pleno de nuestra ciudadanía es tomarnos en serio derechos forjados en la trayectoria de una república. Con tomarlos en serio hablo de aprovechar seriamente los espacios que el Estado ha cedido a favor de la sociedad. Muchas de las últimas batallas libradas desde el campo nacional popular más allá de gestas históricas son básicamente ejercicios de ciudadanía plena. Encuentro importante este punto para afrontar los retos futuros que cerca están de atropellarnos. Creo imprescindible este ejercicio pleno en las condiciones en las que nosotros nos encontramos luego de los últimos bochornos acontecidos, bochornos de todos los frentes. La convocatoria a la ciudadanía está hecha, nuestra participación conlleva riesgos pero también potencialidades imprescindibles.

ejercicio pleno de nuestros derechos, nuestra participación ahora es distinta

Ahora, esta es una práctica que, como cualquiera, puede sacar adelante la situación o tranquilamente terminar de enterrarlo todo. Hace rato que venimos acumulando irresponsabilidades y en estos días los costos de esas torpezas se multiplican. El ejercicio ciudadano tiene infinitas posibilidades de acción –dentro de un marco tolerado– en ciertos momentos unas son apropiadas y en otros días es mejor cambiar. Eso es lo que entiendo vital en este momento, no entender más nuestra participación como una progresión lineal que busca derribar al oponente. Hablo de no bajar la guardia en la práctica de nuestros derechos sin caer en nuevas exacerbaciones innecesarias. Esos arrebatos, propios de compromisos fuertes, se encontrarán en un nuevo escenario.

¿Dónde nos vamos a encontrar? En un recinto electoral muy probablemente, no veo motivos para seguir especulando al respecto. ¿Así debió desembocar todo esto? Yo me sumo a los que dicen que no pero también entiendo que la política se antepone, de lejos, a la jure. Ahora, las voluntades ciudadanas, que fueron avasalladas por tensiones cruzadas al extremo, deben mediar entre la correlación de fuerzas existente. Sí, así nos viene la mano, la ciudadanía jugando las últimas cartas porque los representantes no pudieron reconocerse un milimetro entre ellos.

Insisto, ya no hay motivos para especular más en el tema. Además soy el primero en aplaudir los compromisos, del frente que sean, en estos días en los que hartos tratan de esquivar el bulto que representa jugarse por una posición en este tablero. Por eso digo salir al frente, la mediación política no resulta suficiente y se vuelve necesaria la participación de la sociedad, para bien o para mal. Frente a tal reto me parece importante una adecuada lectura situacional más que un minucioso examen jurídico. Lectura situacional para que cuando se manifiesten nuestras voluntades lo hagamos para sumar y no para reventarlo todo. Por eso exhorto a que orientemos nuestros esfuerzos en relación a esta coyuntura puntual, tiempo de consultas. Si los representantes no pudieron salir de su trampa la sociedad debe desenvolverse con mayor altura, no desde la pasividad, todo lo contrario. Toca salir al frente plenamente, tomar posición atendiendo al escenario en el que nos encontramos. Así evitar nuevas heridas.

¿Qué haré yo? Recuerdo que cuando recién empezaba la gestión de Evo un amigo me preguntó qué haría el gobierno de Evo Morales por mí. Yo le dije que eso no era de mi interés, que a mi me preocupaba pensar en que podía hacer yo por fortalecer el proceso de cambio en el que se encuentra el país. Proceso del que deviene Evo, dicho sea de paso. Sigo pensando igual en estos días, esa sigue siendo mi preocupación en este cuento. ¿Qué harás vos?

AMPARO OCHOA - QUIÉN TIENE LA VOZ
Abril en Managua 1...