lunes, 19 de noviembre de 2007

San Cristobal vale más que River

En el gallinero todos se quedaron con ganas de un gol más, basta con mirar la cara de Messi después de mandar el último tiro libre a la gradería. Nosotros también porque un gol nuestro en Núñez, más allá de la estadística, podía haber cambiado la historia en Venezuela. Para Bolivia meter el primer gol es equivalente a parir después de meses, por eso el descuento habría sido importante.

Los que dicen que la actuación fue decorosa, que hubo amor propio están en lo correcto. Gran parte de los jugadores entendió su situación: no tenían nada que perder y todo por ganar. Otra cosa muy distinta es aplaudirlos por eso, en la Copa América y en los amistosos se resaltaba el cambio de actitud y llegado el momento la producción no ha mejorado.

Los argentinos ganaron sin despeinarse (lesionamos a Cambiasso) pero ese no es un drama por si solo. Forma parte del drama más grande, un cuerpo técnico terco en la formación del equipo y que además es en extremo sumiso a la dirigencia. Todo apunta a que tendremos que vivir con eso. Otra vez Joselito Vaca en cancha los noventa minutos, ya es desesperante. ¿Gatty Ribeiro está lesionado? Porque Hoyos es uno de los responsables del primer gol y es el único responsable del tercero. Tan mal no creo que juguemos en el occidente, no me gusta hablar de regiones en la selección pero ya es sospechosa esta cerrada obstinación por los jugadores de tierras bajas. Como sospechoso también es lo que pasó con el arquero de San José, el puntero de la Liga. Estrenando pasaporte sólo para la ocasión pegarle de esa manera una hora antes de viajar. No pasó pero imagínense lo que habría sido si en River nos lesionaban al arquero, en Venezuela el suplente sería uno de los muchos dirigentes que se plegaron a la delegación porque Marcelo Torrico era una desgracia aun siendo joven.

Hay que ganarle a Venezuela, eso basta para recuperar todas las posibilidades. Si cerramos el año con cuatro puntos habiendo jugado solamente un partido de local el balance es positivo. Mañana tampoco vamos a quedar fuera de Sudáfrica si perdemos pero vamos a caminar debajo de la línea de los tres puntos por partido local. Ahí si nos comienza a dejar el tren y cuando eso nos pasa generalmente no lo agarramos más (3 x 9 = 27 = 2010). Por eso la parada en San Cristóbal es fundamental. Las esperanzas, cada vez con menos sustento, quedan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario