miércoles, 28 de noviembre de 2007

La trampa regional y la altura


Días complicados para creer o para entender, por igual. Asistimos a una puesta en escena con papeles de antemano confusos. Parece que todo anda al revés. Pretenden que creamos que nos convertimos en aquello contra lo que luchamos, falso. O sea, la constituyente está malograda pero los jodidos de verdad son los de siempre. Buscaron inviabilizarla a toda costa los enemigos del cambio pero los muertos salieron de las calles otra vez. ¿Son héroes de la democracia? Eso dicen los oligarcas y sabemos que a ellos les vale un pito la democracia, ergo… Yo sigo viendo a los saqueadores dueños de todo por un lado y a los que queremos/necesitamos el cambio por el otro, no es un simplismo. Ahora, es complicado entender o creer no solamente por el miserable regocijo mediático de estos días o el descaro de los operadores contrarios clamando democracia y libertad. Es difícil mirar porque sabemos que así no tenían que salir las cosas, es complicado porque no nos resignamos –como mal dijo un ministro –a creer que ese dolor era necesario en este parto.

¿El dolor es de todos verdad? Pero los que salen indignados son los que armaron la jugada para que Sucre marche al matadero. Nunca vamos a resignar una sola vida pero hay que reconocer que Sucre se compró ese paquete y terminó pagando. Barrón, Cava, y etcéteras que quieren ser paladines de la democracia cuando no pasan de fichas de segunda línea de la conspiración. ¿Creían que trabando/secuestrando la constituyente iban a frenar el ejercicio popular desatado hace años? Imbéciles legalistas que solamente piensan en la soberanía del papel cuando por detrás van más de diez años de andar. Ahora por el otro lado tampoco podemos estar del todo orgullosos. Hace rato que les venimos haciendo el juego al caer en innecesarias rencillas regionales. Estalló en Sucre y no duden que puede estallar más feo en el oriente.

La responsabilidad del gobierno en los muertos es innegable, nosotros también le llevábamos la cuenta a Banzer, a Goni y a Tuto. Dicho sea de paso, Tuto ya tiene unos cuantos en muy poco tiempo. De ahí a la tiranía con la que quieren pintar al gobierno queda mucho trecho. Mucho descarado este Manfred pidiendo la renuncia de Evo cuando él se alió con Goni un mes antes del quilombo y fue el primero en bajarse del barco. Claro, con lo recién sucedido todos están envalentonados. Branco, Costas, los del comité interinstitucional. Si hasta Tuto Quiroga, que siempre aparecía en otro país en días de crisis, ahora sale a dárselas de reserva moral y defensor de la vida. Error nuestro, obvio. No pudimos salir de la trampa de la lucha regional, no fuimos más grandes que ellos. Por eso la reconciliación era y es tan necesaria.

Vamos a tener muchos sofocones todavía si queremos que una nueva constitución sea. Lo que debe sobresalir ahora es la altura nuestra para superar esta trampa, con o sin constitución. Este gobierno debería saber como ninguno que el cambio empieza por abajo y nunca desde las cumbres. La reconciliación es posible entre las poblaciones, porque enemigos del cambio tenemos en todo el país. Para que las reivindicaciones de un lado no representen amenazas para el otro. Y me parece que así ven a una nueva constitución en el país, como a una amenaza más que como esperanza. Es una amenaza, cierto, pero contra los privilegiados dueños de todo. Ahora cualquier iniciativa se encuentra muy condicionada por la región de donde proviene y no por los intereses que representa.

No se puede arriesgar una vida más, si la violencia es necesaria debe ser para desmontar las estructuras de exclusión del país. Muchas broncas nos comimos los que estamos al lado del cambio viéndonos caer en este jueguito de las regiones. Yo si creo que el gobierno piensa en el bien de todos pero no niego que entre otros afanes reivindicativos da pie a que la oposición logre atrincherarse en varios departamentos. Presenciamos declaraciones desafortunadas, intervenciones militares y otras manifestaciones que han profundizado sensibilidades. Faltó el esclarecimiento necesario para poder superar la trampa regional que plantearon las elites. Y parece que el fin de semana pasado terminamos de trazar el mapa de confrontación. Es decir, la oposición a la nueva constitución es clara en determinados espacios. Interesa más reencontrar al país que una nueva constitución, la verdad. Y no es por ingenuo o por buen tipo, es porque a cualquier cambio lo van a seguir trabando en un frente y en el otro por esta confrontación irresponsable que utilizaron las elites para sobrevivir. Con toda humildad, yo creo que vamos a superar a los del statu quo jugando con mucha más altura que ellos. Eso es superando este cuento de las pugnas regionales.

10 comentarios :

  1. Bueno hombre, de una manera u otra me llego tu mail.

    Interesante tu punto de vista, pero no varía mucho del de la izquierda clásica, esa que toda la vida se ha estrellado contra las estructuras con muy pocos resultados positivos y con un costo inmenso.

    No subestimes tanto las cuestiones regionales, son algo mas que un burdo entramado de unos cuantos encumbrados.

    Es un sentimiento común en muchísimas personas, te guste o no asi es, y eso solo la hace un motivo de peso sumamente importante

    ¿acaso no recuerdas a la unión soviética?

    ¿no te dice nada el hecho de que una superpotencia militar haya caido despedazada por la presion de los pueblos que la formaban?

    Por que aquel, entre otras cosas, era un gobierno homogenizante como el nuestro, que buscaba imponer su punto de vista y su ideal de sociedad mas que convencer a la población de que era el mejor, tachando a todos los que se le oponían de tiranos y esclavizadores del pueblo.

    Craso error que ahora repite nuestro gobierno.

    Con esto no quiero decir que los actuales dirigentes de la opocisión sean unos modelos a imitar, pero son una fuerza que ha sabido ganarse la confianza de sus respectivos pueblos (al igual que el gobierno en su momento) y tiene la misma legitimidad.

    Al fin y al cabo, soy un firme convencido de que los pueblos tienen los gobiernos que merecen, la ambiguedad del pueblo boliviano, su falta de constancia en sus ideales, su ignorancia del sentido del sacrificio (a mi no me engatusan con los cuentos de "martires" apuesto lo que sea a que ellos no imaginaban siquiera su muerte, como nadie lo hace) y su continua superposición del bien personal sobre el bien público que se manifiesta en la escandalosa corrupción que hay en todos los estratos sociales... son las principales causas del malestar actual.

    Nunca he creído que el pueblo sea una víctima de sus gobernantes, ellos solo son la suma y multiplicación de todos sus errores y taras.

    ResponderEliminar
  2. Suscribo tus palabras Boris. Tu mail llego a la tropa, lo estaba por mandar yo. Expusé ahí mi gran admiración, puse literalmente: nos separamos por cosas tontas, ahora nos unen cosas verdaderas. Hace tiempo que no nos vemos y mira donde nos encontramos, en plena cancha y como compañeros de equipo.

    Reconciliaremos, un paso para aquello puede ser el debatir el texto, le entraremos a eso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Veo que como buen ciudadano afin al gobierno, tu tambien te comiste la teoria de la conspiracion. Me imagino que cualquier opinion, sugerencia o movimiento en contra del gobierno es parte de un gran plan para asesinar al presidente y acabar con su gobierno, y no hay nada de legitimo en ningun reclamo o protesta segun tu modo de pensar.

    Veo tambien que hasta cierto punto justificas el derramamiento de sangre de bolivianos como medio para un bien superior. Para justificar semejante cosa, supongo que has estado en primera linea atacando a otros bolivianos en Sucre verdad? Supongo tambien que estas dispuesto a entregar tus bienes y compartirlos con el resto de los bolivianos, porque esa es la solucion a la pobreza (y una solucion que ha sido probada EFECTIVA verdad?) porque no creo que seas un campesino pobre sin tierras ni pertenencias. O este tu blog lo escribes en kipus?

    Dejame decirte que yo fui uno de los tantos que aposto por el cambio. Ahora veo el error que cometimos. La solucion no es reemplazar una clase por otra, o si? Te recuerdo que bolivianos somos todos, y la mayoria de ellos voto por construir un pais mejor, pero para todos los que vivimos en el. Si la heterogeneidad del pais es inviable, entonces ha llegado la hora de construir dos paises. El "suyo", el de los originarios, y un "otro" pais que agrupe a la oligarquia, derecha, capitalistas, imperialistas, empresarios, latifundistas y demas ruines criaturas. El tiempo se encargara de mostrarnos cual tendra mayores beneficios. Cual crees tu que sera? Socialistas o "medialunas"?

    ResponderEliminar
  4. Juan Pablo: Yo no subestimo la cuestión regional, reniego de ella por los peligros que conlleva. A mi me gusta mucho la pertenencia que tiene la gente de Santa Cruz por ejemplo pero es riesgosa.
    Difiero diametralmente en mi lectura sobre la URSS, a mi juicio respondió a otras crisis que desencadenaron el tema regional. Aquí no es lo regional en si lo que determina el conflicto, es la pugna por una visión de país entre bloques de poder.

    Vero: Querida, volví a la tropa! Gracias por eso. Ya empezamos con el análisis del texto constituyente, con todo.

    ego: Hay cosas que me parecen incontrovertibles. Por ejemplo que se está conspirando, pero allá vos si te comes otros cuentos. Por otro lado lo de la legitimidad es otra historia, yo creo legítimas muchas reivindicaciones, autonomía por ejemplo. Ahora que las élites manosearon eso y lo usaron de plataforma de sobrevivencia es otra cosa.
    Pará con la soberbia, no te conviene.

    ResponderEliminar
  5. muy buen artículo. Comparto la idea de Vero Vero, de que nos peleamos por cosas tontas.. y también la de que ahora hay muchos más motivos para unirnos que para separarnos.
    Personalmente no creo que la cosa estalle más feo en el oriente, me parece que no es el plan.
    Un abrazo tropero de otra Vero, la del Arenal.

    ResponderEliminar
  6. Vero del Arenal: El plan que sentimos todos es la necesidad de vivir mejor, pero pensando en todos. Tenemos más motivos para unirnos y así celebrar la solidaridad.
    Un abrazo tropero, uuu hace años que no mandaba/recibía uno de esos.

    ResponderEliminar
  7. Supongo que vos sos de los que se creyeron el cuento de la maleta invisible con la que Branko pago a la gente de Sucre para que esté en contra de la constituyente, o de los que no nota ningúna similitud entre veamos, los muertos de enero en CBBA, cuando evo envío a sus cocaleros a tomar cochabamba, hubieron muertos y el gobierno primetío investigar, los muertos normalistas en CBBA, reprimidos por la policia con bajo las ordenes del gobierno, prometieron investigar y hasta ahora nada.
    En sucre el mismo ministro en persona comando las acciones de la policia, tema aparte el poco acertado detalle del gobierno el llevar policias paceños a chuquisaca, siendo que el tema de la capitalía era el exigido por el pueblo a la asamblea.

    Me es dificil todavia acabar de entender, como gente pensante de nuestro país continúa cegada a las mentiras oficiales, tratemos de ver ambas caras de la moneda antes de defender a un gobierno que manipula miente y tuerce las leyes a su conveniencia.

    ResponderEliminar
  8. Yo nomás: Te doy la derecha, si, la derecha por lo que dices sobre las muertes. Esa es una cuestión innegociable, es triste lo que pasó y obviamente la molestia con los sectores que operaron para que eso suceda es importante.
    Lo otro de los maletines me parece intrascendente. No me importa esa particularidad frente a realidades incuestionables, a mi parecer. Yo creo, CREO, que quieren bajar al gobierno, que quieren oponerse a los cambios trascendentes que buscamos hace años. El gobierno pasa a un segundo plano puesto que estoy con el proceso y principalmente con la necesidad de un nuevo acuerdo en este país.
    De todas maneras vos y yo tenemos puntos coincidentes y eso me parece rescatable en esta coyuntura polarizada.

    ResponderEliminar
  9. El tema del maletín, y de los diferentes ataques al comité cívico responden a una política del gobierno, ya que por ahi han reconocido en Branko a un lider presidenciable, y se ha iniciado una campaña de desprestigio, talvez ante el miedo de perder la presidencia. Es un hecho conocido, tanto por información oficial y no oficial, que la popularidad de Evo a bajado, producto de malos manejos económicos, funcionarios o gente de gobierno que ha mermado credibilidad al gobierno, hechos de violencia que hasta el día de hoy no se resuelven, y talvez el gobierno piense que han sido olvidados, pero el pueblo no olvida, tampoco olvida los crimenes cometidos por gente del gobierno y que han quedado impunes bajo el manto (o el poncho) del gobierno.
    Pero me parece que gran parte de esta guerra mediática se debe a eso.
    No podemos negar que la CPE no fué aprobada de la mejor manera, ni en grande ni en detalle´.
    La CPE aprobada deja muchas dudas, y muchos conceptos vagos, hay muchos artículos que deberían haber sido discutidos mas en profundidad, para evitar las contradicciónes que existen en este escrito.
    En la constituyente se olvidaron del discurso de que estaban representando a un país y no a una sigla política, al punto de que en la discusión se dió solamente 15 minutos, y por partido, nadie podía hablar pos su region, o por sus representados (electores)
    Un nuevo acuerdo, eso sería interesante, esta CPE no lo ha sido, ha sido impuesto desde el gobierno, la ingerencia, la mediación del goberno, desvirtua y desacredita de entrada una asamblea constituyente que fué simplemente un instrumento político del MAS.

    ResponderEliminar
  10. Yo nomás: La guerra mediática la plantearon hace rato las élites. Desde el 2003 y se agudzó el 2005 en plena campaña electoral.
    Te aplaudo la crítica a la CPE, vamos a discutirla.

    ResponderEliminar