martes, 4 de septiembre de 2007

En el Tahuichi no hubo fútbol

Cero a cero, horrible. Seguíamos por Santa Cruz luego del Encuentro Bloguiviano del primero de septiembre y aprovechamos para ir al Tahuichi. Jugaban Blooming y el Tigre por la punta del grupo A. Medianamente atractivo y además como el fútbol es la mejor misa dominguera fui con un amigo bloominista. El partido decepcionó a todo el estadio, los punteros fueron síntesis fiel de la carencia de fútbol que vivimos.

Arrancamos la tarde noche en la Monseñor Rivero. Con pizza y chelas vimos como Boca le ganaba al digno Huracán por un penal, en ese momento Riquelme debió haber estado durmiendo otro domingo sin fútbol en España. A Huracán le falto la suerte que nosotros tuvimos, en la pizzería equivocaron el cambio y salí sumamente beneficiado, sumamente de verdad. De ahí rumbo a la cancha, llegamos a ver los últimos minutos del cero a cero entre la Máquina Vieja y la U de Sucre. Para choque de punteros el estadio estaba bastante despoblado pero no falto la clásica sirena. La gente recibió a Blooming con aplausos y la sirena. Por un momento se contagió ese clima tan especial que se siente en la canchas, se apagó rápido.

Que mal partido, que pobreza la de los punteros. Blooming es el que tiene más falencias, eso quedó claro, porque el pájaro Escobar tiene más recursos que Joselito. Igual que en la selección cuando el fútbol pasa por el Joselito Vaca actual el equipo entra en monotonía. Carece de autoridad y panorama, sus equipos ya no tienen verticalidad. Con un Tigre medianamente ordenado atrás fue suficiente, Blooming asustaba pero era por el metro noventa de Boyero. El tigre tampoco ofreció mucho, pero como dije Escobar y los suyos mostraron mayores recursos en menos chances, palo incluido. Hoyos anda bien pero le falta sapiencia a la hora de la salida. Algo que tiene, y bastante, Gatty Ribeiro que merece selección. Así transcurrieron los noventa minutos, me alcanza con un párrafo cortito.

Lo que pasó después ya es otra historia, yo no vi nada. Con mi amigo decidimos volver rápido con el grupo que se quedó tomando cervezas, huyendo del mal fútbol. Nos dimos cuenta de que algo pasó en el taxi de vuelta. El locutor hablaba del intento de la policía de detener al utilero de Blooming, estaba indignado. Con la policía es fácil indignarse pero lo que hizo ese locutor no me gustó nada. Anduvo diciendo que como la policía es de La Paz (algo de lo que no estoy seguro) la injusticia no era entre clubes sino entre regiones. Que el cabezón Sánchez era el que debía ir preso pero como era DT de un club de La Paz y otras estupideces. Luego anduvo contando como lo maltrataron en Potosí alguna vez, que ya vivió esas cosas antes, etc. Todo un incendiario. Una pena, alentando odios entre nosotros irresponsablemente. Y un locutor no pertenece a la oligarquía cruceña ni mucho menos, él sólo reproduce el daño que ya esta hecho. Nos toca remar para salir.
________________________

Aprovecho el post para soltar un recuerdo, algo atrasado. Hace una semana se recordó un año de la muerte del muy atigrado Chupa Rivero. Desde el Ventarrón lo recordamos con nostalgia, todo un caballero. Él era gran parte del floclor de nuestro fútbol que anda tan disminuido. Es sabido y además basta con darle una leidita a la sección futbolera del blog que soy bolivarista, de todas maneras me encantaba su manera de vivir el fútbol. Un abrazo de amigo.
Como yo no soy el indicado para construir un homenaje (y tampoco me siento capaz) prefiero compartir su tema. La linda cueca que le hizo el Papirri Manuel Monroy a El Tigre del Pueblo.

Manuel Monroy - El...

No hay comentarios :

Publicar un comentario