lunes, 6 de agosto de 2007

¿Por qué un blog?

Un saludo para todos
Este proyecto sale en medio de una contradicción importante, como tantas otras cosas. Por un lado pretende acortar distancias con amigos dispersos en el hemisferio, aprovechar las herramientas disponibles para interactuar y encontrar nuevos socios. No busca constituirse en arbitrario polo emisor, todo lo contrario más bien. Pero por el otro lado entiende bien que estas herramientas que levanta no son propias y tampoco son de un amigo. Sabe que esta en un territorio que ha generado nuevas formas de dependencia y que ha acelerado nuestra integración a los hábitos del mercado. Aquí, donde las tecnologías de la información suelen extender las lógicas de sus creadores es donde este espacio apuesta precisamente a todo lo contrario.
Entra a esta cancha, pero no porque sea la más linda y mejor cuidada. Si los mejores partidos son en el barrio con los amigos. No se cree el cuento de que este es el edén democrático, sabe que la cancha es propiedad privada y que los dueños no le van a dar ni la hora. Sabe que esta tecnología usada no es inocente, todo lo contrario, es intrínseca al capitalismo que la concibió. Entiende que la informática es la comunicación aplicada a la economía. Con todo esto pretende no caer en el juego y convertirse en vocero de la era de la información. No hay evidencia de que las relaciones sociales se han modificado en esta ‘era’. Este espacio sostiene que el trabajo sigue siendo lo primordial.
Quiere jugar, con toda la responsabilidad que implica jugar para los compañeros del equipo. Quiere jugar con los compañeros del equipo, expresión generosa de diversos talentos que confluyen en un momento. Pero no quiere hacerle el juego a la tecnología que pretende administrar las destrezas y diagramarle la cancha. Aquí la tecnología no será más que una auxiliar de nuestras habilidades, las de los amigos viejos y de los que quieran anotarse. Su razón de estar queda lejos de la revolución microelectrónica.
Este espacio no va a ser un refugio binario donde yo voy a desentenderme de otras realidades. Más bien aquí soltaré (y soltaremos en la medida que lo quieran los amigos) alegrías, broncas, charlas, noches, calle, cancha, viaje, etc. El mundo virtual nos acercará un poco, no hará nada más.
¿Por qué abro este espacio? En el contexto de una revolución tecnológica no es nuevo el hecho que se de una modificación cualitativa en las comunicaciones. No me creo el cuento, insisto, de que en internet se eliminan las asimetrías sociales. Quiero desimpregnarme de esa fascinación tecnológica que, admito, tengo y que es tan usual. Yo agarro las ventajas que me ofrece blogger por encima de opciones, a mi juicio, más enajenantes como hi5, facebook, myspace, etc. ¿La intención? Son varias y aun la lista no está cerrada. En este momento abro el espacio como un blog que le dicen y en ese formato comunicacional irá al principio, después ojalá encuentre sus rumbos. Quiero que sea diverso en temática y en recurso, que la informática no suprima nuestra naturaleza multidimensional. Para leer habrá desde fútbol hasta problemáticas nacionales, algunos a vuelapluma y alguno que otro más acabado y pulido. Edito videos en mi compu (de lo más básico) y son muy malos, de todas maneras los pondré. Ya veremos si agregamos imagen digital que algo hemos experimentado, dibujos propios imposible porque definitivamente no es lo mío. No soy amigo de jerarquizar así que no se ofendan si encuentran algún material intrascendente como el video de un gol con la mano de un desconocido.
Eso es todo, quedo larguita la presentación. Sólo falta decirles el nombre. Ventarrón, presente en cualquier calle, en cualquier clima, en ese tango, en cualquier cancha y ahora por aquí.

2 comentarios :

  1. Creo que el tenis es más divertido; para el positivismo político anacrónico.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar